viernes, 12 de abril de 2013

Sem. 15 La Primitiva


¿Estáis ahí? ¿Habéis sobrevivido al 8 de abril? Porque... ¡Vaya día! El mismo día murieron Margaret Tatcher, Sara Montiel, José Luis Sampedro y muchísima otra gente menos conocida.

Para que luego digáis que no tenemos suerte...

Y hablando de muertes, aprovecho para contaros una historia que muchos de vosotros posiblemente no sepáis. Aunque ya os aviso, que esta semana, muy gracioso no me va a salir.

Hace 34 años, el 21 de abril de 1979, entraron tres macarras en el local deLa Presilla. Empezaron a gritar y a pedir el dinero de la caja. Pili, que estaba dejando el pedido de tabaco en el contestador de Tabacalera, dejó precipitadamente el teléfono y se giró hacia la caja fuerte para darles el dinero. Pero uno de ellos interpretó que iba a tocar algún pulsador de alarma y le disparó dos veces directamente al costado derecho, ocasionándole minutos después la muerte.

Aquello tuvo muchísima repercusión. Cerraron todos los estancos de Madrid durante un día. Hubo una manifestación de comerciantes en Atocha exigiendo más seguridad ciudadana, etc. 

Era la época de los primeros cristales blindados. De hecho, el que aún hay hoy en la administración de lotería (no el del estanco), es uno de los primeros blindajes que se instaló en Madrid en un comercio que no fuera oficina bancaria.

Aprovechando ese tirón, a un fulano se le ocurrió hacer una película. La podía haber llamado "La farmacéutica de Vicálvaro", pero prefirió  llamarla "La estanquera de Vallecas", supongo que aprovechando la trascendencia de la noticia. 

La película es de cachondeo. Son Enma Penella y su sobrina (Maribel Verdú), que son secuestradas en el estanco por dos paisanos que entran a robar, pero que acaban ligando entre ellos. Os podéis imaginar la gracia que le hacía la película a mi padre después de que Pili se le muriera en los brazos.

En fin, os lo cuento porque una vez más alguien me dijo el otro día la bromilla de "¿Qué? ¿El de La Estanquera de Vallecas?" Y después de contarle esto mismo, se puso a investigar en internet (quizá para ver si le engañaba) y me envió esta noticia.


Así que, como homenaje a Pili después de tantos años, os lo cuento para que la próxima vez que anuncien la película en la tele (que le ponen mucho, por cierto), hagáis boicot.

Pero volviendo a lo que nos ocupa (que me voy por los Cerros de Úbeda y cada día me parezco más al Abuelo Cebolleta), os diré que la semana pasada nos tocaron unos 60 euros en total, que si los repartiéramos, tocaríamos a 31 céntimos cada uno. Así que Paloma se ha puesto firme, y me ha dicho que eso va al Mocho, que pagar 30 céntimos es un engorro.

Aún así, el sistema me gusta. Así que esta semana (y la que viene) vamos a hacer algo similar, pero sólo de La Primitiva. Ponemos un porrón de números, que si los acertáramos nos garantizaría sólo un premio de 4 aciertos, pero es que si lo pensáis, eso ya es más de lo que hemos conseguido nunca.

Así que ésta la participación


A ver qué tal se nos da.

Un abrazo.

Víctor M. de Francisco
LA PRESILLA
Al azar no hay quien le entienda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario